¿Quieres ahorrar en tu mudanza? Sigue leyendo….

Mudarte de tu casa es una experiencia, aunque muy enriquecedora, también puede ser sumamente costosa. El alivio que sientes cuando te acuestas en el sofá, tocas las  nuevas paredes, contemplas el techo y te provoca recitar el famoso refrán: “Hogar, dulce hogar”. Se contrapone, a la horrible sensación que vives cuando te llega la factura de la tarjeta a tu casa. Nuestro servicio especializado en Quito, quiere tu bienestar y por tanto, te enseñamos un método infalible para ahorrar en tu mudanza:  

ahorra mudanza

Ahorra en embalaje

Créeme, nunca sabes cuántas cosas tienes hasta que empiezas a empacar tus muebles. Cuando planeas mudarte fuera de tu ciudad o provincia, el embalaje puede convertirse en el punto de inflexión entre una mudanza segura y una mudanza de terror. Debido a ello, es importante asegurarse de que contamos con todos los materiales para llevar a cabo este procedimiento:

1 Recolecta: No esperes que llegue el día de la mudanza, en la medida de lo posible, empieza a buscar cinta plástica, cajas, papel de embalaje, marcadores,etc. Pide cajas viejas en el trabajo (algunas compañías tienen políticas especiales sobre llevar cajas o materiales de empaque usados a casa),  pídele a tus amigos y nunca está de más consultar con tus vecinos que muy probablemente tengan cajas viejas o herramientas para el embalaje que te pueden servir.

2 Si no lo usas, déjalo ir: Tal y como señala Marie Kondo, cambiar de domicilio es una oportunidad inigualable para desprenderse de aquellos bienes que seguimos guardando en lo más profundo de nuestra bodega o closet. Una venta de garaje puede ser una buena opción para recuperar dinero, mientras que simultáneamente te ahorra el tiempo y la molestia de mover artículos que honestamente ya no deseas.

Siempre llama a profesionales

Aunque no parezca la decisión más económica; las empresas de mudanzas eficientes y profesionales pueden reducir significativamente la cantidad de tiempo que toma una mudanza, a la vez que protegen sus pertenencias. En este sentido, estás ahorrando tu capital.

Puedes ahorrar dinero contratando a una empresa con reputación de ser rápida y eficiente, y que tome medidas de antemano para que sea más fácil para sus clientes hacer su trabajo.

1 Investiga. Entra a la web y comience a investigar las compañías de mudanzas cercanas a tu  área.

Cajas para ahorrar en tu mudanza

2 No te conformes con sólo una oferta. Pide varios presupuestos para que puedas comparar las tarifas.   

3 Considera el tiempo. Para una mudanza de corta distancia, usualmente las compañías de mudanzas tienen tarifas en base a las horas que demoran realizando el traslado. Desafortunadamente, como todo en la vida, existirán personas que se aprovechen de esta política para maximizar sus ganancias mientras sea posible.  En consecuencia, siempre es importante revisar testimonios de antiguos clientes y hacerse una idea de cuánto durará la mudanza.

4 No dejes para mañana, lo que puedes hacer hoy. Si todavía te encuentras empacando tus  pertenencias dentro de las cajas cuando llegue el servicio del traslado, entonces te demoraras mucho más de lo previsto. Sea precavido, y empaque desde temprano.

5 Ayuda pero no exageres. Si va a seguir a su camión de mudanza a través de la ciudad, abastezca su coche con la mayor cantidad de cosas fáciles de mover, mientras esté en tus manos. Las bolsas de basura llenas de ropa, toallas y sábanas por lo general son fáciles de transportar, y usted generalmente no tiene que preocuparse por algún daño. Si te vas a mudar dentro del área en que actualmente resides, trata de trasladar estos objetos menos pesados antes de la fecha oficial en que planeas efectuar la mudanza.

6 No te cortes y pregunta. Los  expertos de mudanza saben cómo mover las pertenencias de manera rápida y segura, así que si lo consideras necesario, pídele consejos.  Te ayuda a resolver tus dudas en relación al embalaje de reliquias y objetos frágiles. Recuerda, asimismo, desmonte las lámparas, los marcos de los muebles y otros artículos antes de que lleguen los expertos.

¿Y dónde guardo el resto?

Si te fallaron los cálculos y terminaste sin espacio en tu nueva casa para el resto de tus enseres. Lo más probable es que tengas que contratar un depósito o empresa dedicada al almacenamiento de bienes. Al igual que con la contratación de una empresa de mudanzas, a menudo vale la pena investigar la reputación de una empresa, así como sus precios.

En caso de que no cuentas con suficiente liquidez, y por otro lado, se te haga imposible de  separarte de estos muebles, lo primero que debes hacer es consultar con tu familia y amigos a ver si pueden ayudar a resguardar estos objetos temporalmente. En caso contrario, consultar con administración sobre los métodos de pago y seleccionar aquel que le convenga más a tu bolsillo.

profesionales ahorro mudanza

No tienes que gastar más que lo necesario en una mudanza. Con los sencillos consejos que te ofrecemos en este artículo, aprendes a usar inteligentemente tu dinero para el transporte de tus muebles. Por tanto, intenta no desaprovechar el tiempo y ponte manos a la obra.  

Deja un comentario